El entrenamiento perfecto

para todas las funciones de la boca.


Los bebés sienten el deseo natural de chupar. Esta necesidad se satisface de manera natural durante la lactancia. Pero no hay ninguna razón que te impida satisfacer esta necesidad entre las comidas recurriendo a un chupete NUK. Su forma se basa en el pezón de la madre durante la lactancia y se adapta ergonómicamente a la mandíbula del bebé. Es suave y flexible, con suficiente espacio para la lengua y no implica una presión excesiva en la mandíbula y los dientes.

Esto significa que los chupetes NUK no sólo tranquilizan a tu bebé, sino que también promueven un desarrollo bucal sano. El bebé, mientras succiona, entrena sus músculos y perfecciona la coordinación entre la mandíbula, el paladar, la lengua y los labios. De este modo se estimula el desarrollo de la respiración, la ingestión y el habla, y se previene eficazmente la desalineación de los dientes.

 

El concepto de talla NUK

Este sistema ofrece la talla correcta de chupete para cada edad. Algo que resulta esencial para un desarrollo oral sano.

Las distintas tallas de chupete siempre deben adaptarse al desarrollo individual de cada bebé.